Desiderio Tello: El folclore de Los Llanos está de luto, falleció el cantante Felipe Riquelme.

Desiderio Tello: El folclore de Los Llanos está de luto, falleció el cantante Felipe Riquelme.

El pasado viernes 10 del corriente, después de una larga lucha nos dejó Felipe Riquelme, uno de los integrantes del conocido grupo de folclore Los Hermanos Riquelme (Ángel, Roberto y Felipe). La triste noticia conmovió a toda una provincia, la partida del querido cantante y primera voz del conjunto.

Desde un pueblo humilde del sur de la provincia de La Rioja, surgieron hace varios años y luego con el tiempo supieron ganarse el cariño de sus seguidores. En sus comienzos era como un hobby seguir con el legado de su padre, el cantar y el trinar de su guitarra. Al transcurrir el tiempo su popularidad era cada vez mayor y muchas veces se conocía su querido Desiderio Tello a través de cada presentación ya que nunca negaron sus raíces. Familia oriunda y numerosa de esa localidad que le fue poniendo sello propio a sus interpretaciones. A lo largo de su trayectoria recorrieron diversos escenarios de la provincia, el país y también países limítrofes.

En su momento también formó parte de dicho conjunto su hermana Emma que de esta forma fueron conquistando a los apasionados de su música. Llegaron momentos tristes donde su primera voz, Felipe Riquelme, a raíz de un trasplante de médula (cuyo donante fue su hermano Roberto) se vio imposibilitado de continuar cantando en  escenarios. Un gran luchador que pudo  superar en varias oportunidades  momentos críticos. Quizás el hecho de no poder hacer lo que tanto abrazaba y amaba con el corazón, fue deteriorando aún más su estado de salud hasta que la decisión  del ser supremo lo llevó a su lado.

La tristeza invadió a un pueblo, a sus conocidos en el ambiente artístico, a los que escucharon su música a tal punto que en estos momentos siguen derramando lágrimas aquellos que recién se van enterando de su desaparición física.

Felipe, un cantante de ley,  que supo brillar en los escenarios, actos escolares, fiestas familiares y que seguramente ahora continuará compartiendo su canto en el cielo, quedará en el recuerdo de todos y como el canto de los pájaros seguirá su voz latente en cada uno de los que lo conocieron. Hacedor de un estilo propio, se nos fue un grande.